Todo sobre la piel deshidratada

Si has llegado hasta aquí seguramente es porque sientes que tu piel sufre o ha sufrido en algún momento de deshidratación. Es una de esas sensaciones que se notan: la piel se siente frágil, tirante y poco flexible. Te vamos a dar todas las claves para que tu piel no vuelva a estar deshidratada jamás.

 

Cómo identificar la piel deshidratada

Muy a menudo escuchamos lo de “tengo la piel muy deshidratada” pero enseguida nos damos cuenta de que muchas personas la confunden con piel seca. La piel seca, como la piel grasa o mixta, es un tipo de piel. La deshidratación, en cambio, es un problema.

El principal síntoma son sensaciones. Creemos mucho en escuchar a nuestro propio cuerpo y las señales que nos envía. Para la piel deshidratada las señales son claras: tirantez, fragilidad, elasticidad y, en casos graves, descamación.

 

¿Por qué tengo la piel deshidratada?

Nuestra piel tiene un barrera natural protectora con una doble función: protegernos por dentro y por fuera. La función que nos interesa hoy, es la de dentro. La piel funciona como una finísima esponja que necesita de agua para estar en su mejor estado, no solo estético, sino de salud. Gracias a la barrera natural de la piel conseguimos que esta hidratación no se evapore durante el día y quede retenida en la piel.

Cuando somos niños/as nuestra barrera natural está en su mejor momento. La piel es jugosa, llena de agua y ultrahidratada. A medida que pasan los años, nuestra barrera natural va perdiendo su fuerza y, dependiendo de los los cosméticos que utilicemos, aceleraremos este proceso.

En pieles deshidratadas la barrera natural es tan débil que ocurre lo que se conoce como pérdida de agua transepidérmica: la piel no consigue retener el agua que necesita y deja que se evapore durante el día perdiendo toda su hidratación.

 

Aun soy joven, ¿por qué me pasa a mi también?

¡Buena pregunta! Las causas de una piel deshidratada pueden ser varias, pero la que vemos más a menudo suele estar relacionada con los cosméticos que utilizamos. Hay ciertos ingredientes (que te chivaremos más abajo) y ciertos productos que solo agravan y aceleran la pérdida de la barrera natural de la piel.

 

Cómo rescatar la piel deshidratada

Tengas la piel deshidratada o no, estos consejos te interesan. Ayudarán a cuidar tu piel de una forma natural y poco agresiva que la fortalecerá y protegerá para muchos años. Te damos las claves para mimar la barrera natural de tu piel:

Cuidado con tu limpiador
Evita limpiadores que hagan espuma y que contengan sulfatos. Este tipo de limpiezas agresivas se llevan por delante la barrera natural de tu piel y es mejor optar por limpiadores suaves con ingredientes no irritantes.

Exfoliación sí, pero otro día
Los beneficios de la exfoliación, especialmente con ácidos o encimas, son muchos en pieles saludables. Sin embargo, si tienes la piel deshidratada, nuestra recomendación es que dejes descansar la piel un tiempo hasta que fortalezcas tu barrera natural.

Cuidado con los ingredientes
El alcohol es uno de que más favorece la deshidratación, si está entre los 6 primeros ingredientes de tus productos, es mejor que los cambies. Otro que nos preocupa son los perfumes (también los naturales), si hay un perfume en la lista de ingredientes es mejor cambiarlo ya que suelen sensibilizar e irritar la barrera natural de tu piel.

Elige una buena hidratante
Una crema hidratante bien formulada tiene tres funciones: hidratar, humectar y ocluir. Es importante conocerlas porque muchas de las cremas hidratantes, especialmente las que son a base de agua, no cumplen con las tres funciones básicas de una crema hidratante.

Hemos formulado nuestra crema hidratante Super Matcha Antiox Potion para que cumpla las tres funciones a la vez, favoreciendo la hidratación y reteniendo el agua en la piel gracias a sus aceites oclusivos. Pero además, contiene aceite de semillas de Hemp para reparar y regenerar la barrera natural de la piel gracias a sus Omegas y contenido en cannabidiol.

Descubre más sobre nuestra hidratante antioxidante aquí.

Fuentes:
Journal of Chemical Physics
Skin Pharmacology and Physiology
Annals of Pharmaceutical France
International Journal of Cosmetic Science