Somos apasionadamente exigentes en lo que hacemos. Es por eso que nos ponemos estándares muy elevados en cuanto a nuestra cosmética. Para muchos seguramente serán ridículos; para nosotros son solo el punto de partida.

Nuestro aceite de Hemp

Utilizamos en nuestra cosmética nuestro propio extracto de Hemp elaborado con estándares de calidad inigualables que preservan las cualidades de esta poderosa planta. El resultado es un aceite alto en vitaminas, minerales, antioxidantes y fitonutrientes que transforman la piel.

Extraído de forma limpia y pura mediante el proceso cold-pressed, el único que conserva todas sus cualidades.

Descubre mucho más sobre nuestro aceite de Hemp y por qué es el ingrediente estrella de nuestra cosmética aquí. Si no conoces aun esta poderosa planta y sus beneficios para la piel, te recomendamos consultar nuestra guía Hemp 101.

Cosmética vegana y ecológica

Nuestra forma de entender la cosmética es a través de la ciencia botánica. Utilizamos ingredientes naturales, de origen vegetal y, siempre que nos es posible, ecológicos. Algunos de nuestros ingredientes no son ecológicos sencillamente porque no tienen alternativa ecológica.

En una industria llena de promesas con asteriscos, creemos que la honestidad es lo más valioso.

Hacemos nuestra cosmética en producciones pequeñas que aseguren la frescura de sus principios activos. Menos conservantes e ingredientes extraños significa más efectividad, más seguridad y mejores resultados.

Dermatológicamente testada

Nuestras fórmulas siempre son dermatológicamente testadas por terceros para verificar su seguridad y efectividad. Son aptas para pieles sensibles y también durante el embarazo. 

Sin aceites minerales, alcohol, cloruro de benzalconio, benzofenona, BPA, butoxietanol, BHA, BHT, detergentes, MEA / DEA / TEA, filtros solares químicos, formaldehído, mercurio o compuestos de mercurio, oxibenzona, aceite de parafina, ftalatos, PEGs, polisorbatos, resorcinol, siloxanos, sulfatos, trietano, tintes de alquitrán, truretano, parabenos o perfumes.

Saludable para el planeta

¿Sabías que la industria cosmética es una de las más contaminantes? Desde los ingredientes que provocan la deforestación hasta los miles de plásticos que inundan nuestros mares, hemos pasado las últimas décadas consumiendo de forma irresponsable.

Nuestro enfoque minimalista empieza desde el proceso creativo: pocos y mejores productos.

Seamos sinceros, no necesitas una rutina de 7 pasos. Necesitas dos o tres cosméticos bien formulados, con activos potentes y altamente efectivos que te permitan consumir menos sin renunciar a los resultados que quieres ver. 

Elegimos siempre envases flexibles de materiales responsables que sean fácilmente reciclables o reutilizables. Porque la crema que compras hoy, mañana puede convertirse en un joyero o en una cajita para las especias en la cocina. ¡En este cambio todos colaboramos!